Lo que los empleados pierden cuando roban.

Lo que los empleados pierden cuando roban

Los gerentes con frecuencia transmiten un mensaje equivocado al dirigirse a los asociados sobre el robo.

Les dicen cosas como "no robes porque si lo haces te van a descubrir" o "Tenemos un encargado de prevención de pérdidas, y él lo detecta todo, así que ni se te ocurra."

"No robes, no vale la pena arriesgar tu trabajo" Esta es la frase más común que se usa para tratar de prevenir pérdidas.

¿Alguna vez nos tomamos el tiempo para explicar por qué no vale la pena?

Se que a algunas empresas no les gusta hablar de robo interno a sus empleados y es lógico debido a los sentimientos de incomodidad que produce.

El empleado que roba muy pocas veces se detiene a pensar en las posibles consecuencias personales de su acción, sobre todo si no hay un claro control preventivo.

En muchos casos los empleados narran que no se imaginaron que iban a ser descubiertos, mucho menos se iban a detener a pensar en las consecuencias.

Teoría del costo/ beneficio

Aqui va una estrategia para que en la próxima junta o capacitación les puedas trasmitir a tus empleados cual es el riesgo de robar en el lugar de trabajo, usando la teoría del costo/ beneficio.

Realiza un pequeño ejercicio con tu equipo hablando de los "beneficios" que se pueden obtener robando por ejemplo un par de zapatos con valor de 100 USD.

El beneficio es inmediato, pero el costo de perder su trabajo y por consecuencia sus ingresos puede ser de 20, 000 a 30, 000 USD por ejemplo.

Además, no sólo se pierde el ingreso económico sino los beneficios adicionales de un empleo: servicio médico (personal y familiar), prestaciones para vivienda, vacaciones, etc.

Los conceptos de costo y beneficio son de uso común, lenguaje de todos los días, por ello considero que es un error mandar un mensaje de "no robes porque te van a descubrir"

Te recomiendo explicar a tu equipo "no robes porque no vale la pena lo que vas a ganar (los zapatos de 100 USD ) contra lo que va a a perder"

¿Que tengo Vs. lo que puedo perder?

"Cuando se pierde el trabajo, se pierden muchas cosas", menciona Michael McKee, psicólogo del Centro de Medicina Integral de la Clínica Cleveland en Ohio: "Está la pérdida posible de la capacidad financiera de mantenerse uno mismo y a la familia si no se tienen ahorros.

También podría haber una pérdida de respeto por sí mismo y del respeto de los demás. Para algunas personas, se trata de una pérdida de identidad. Hay una pérdida de seguridad y de estructura cotidiana. En un extremo, también hay gente que pierden el sentido y la esperanza".

Estos son algunos de los costos de tomar una mala decisión:

Empleo: La tasa de desempleo nacional está en algún lugar entre el 5 y el 7 por ciento. Sin duda, una persona que no le gustaría estar desempleada en este momento. Muchos de los que encuentran empleo están subcontratados (trabajan más por menos) porque no pueden encontrar trabajos que paguen igual a lo que estaban haciendo.

Reputación: Cuando las cosas van mal, nuestra reputación puede ser todo lo que nos queda. Imagínese ser despedido de una tienda en la que laboran 50-100 personas. Cada uno de ellos pronto sabrá lo que le pasó y por qué y su reputación se verá afectada. Hay un dicho en México "Pueblo chico, infierno grande". Por más que se maneje de forma confidencial y discreta una investigación, el chisme, la presunción y los detectives de pasillo hacen sus propias teorías y la imagen del ex empleado se verá seriamente afectada.

Salario: Sin ingreso estable, su vida puede volcarse. En México, por ejemplo no existe un programa de apoyo o beneficios de desempleo como en otros Países. Aquí te quedas sin trabajo y te quedas sin nada. Vas a traer unos zapatos de 100 USD (producto del robo) pero sin solvencia para pagar tu casa, la renta, servicios, manutención, escuela de tus hijos y todos los etcéteras que pagamos a diario.

Tus decisiones hoy afectan lo que pase mañana. El éxito de hoy significa el éxito para el futuro. El fracaso en un puesto de trabajo puede dar lugar a los mismos problemas en otro.

La teoría del costo-Beneficio debe ser utilizado por los profesionales de prevención de pérdidas para ayudar a los empleados a comprender mejor los riesgos se toman cuando la falta de honradez se presenta en el lugar de trabajo.

La próxima vez que cierres una entrevista con un empleado deshonesto, toma una hoja de papel y has una lista detallada de todo lo el empleado ha perdido, además de su empleo. Preguntale "si valió la pena", se que habrá algunos que te dirán que si, pero son esas excepciones que rayan en el cinismo. Pero, una gran mayoría te responderá que no lo vale. Espero que su tristeza y afectación te motive a transmitir un mensaje preventivo eficaz a tu equipo sobre porque no robar.

Francisco Alcaide en un excelente artículo que te recomiendo leer (clic aquí) dice que un aspecto destacable al hablar de ética es que la ambición sin paciencia siempre es peligrosa.

En un mundo dominado por el ‘vales lo que ganas’ siempre existe la tentación de coger la vía del atajo rápido. Ese deseo irrefrenable de rentabilidad inmediata conduce a menudo a comportamientos poco recomendables. Todo lo bueno de la vida se cuece a fuego lento, con esfuerzo y entrega, y cuando uno intenta saltarse esta norma, no suele salir bien parado.

La inmediatez es uno de los grandes enemigos de la integridad. Cuando algo crece como la espuma hay que empezar a sospechar que está levantado sobre materiales de barro y acabará viniéndose abajo. Así lo constata un dicho británico: easy come, easy go.

About the Author

Soy José Luis Prieto, Criminólogo. Mi misión es ayudar a estudiantes y profesionales a poner su carrera en movimiento aplicando la Criminología Corporativa.

Deja tus comentarios 0 comments